English  Español  
 
 

AKO3

Pedidos por teléfono Ayuda  916 658 813
Captura sostenible

Sostenibilidad
Nuestro buque factoría “Aker BioMarine” y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) Noruega cooperan para una captura y gestión sostenible del krill en el Océano Antártico. La cooperación debe garantizar que la captura actual y futura del krill sea consistente con prácticas sostenibles y debe animar al diálogo con los expertos para que las actividades pesqueras de Aker BioMarine sirvan como ejemplo de un comportamiento medioambiental sólido y sostenible.

El sistema pesquero de Eco-Captura patentado por Akers garantiza que no haya capturas accidentales
La captura del krill en forma viable desde un punto de vista comercial y sólido desde un punto de vista medioambiental representa un desafío. Los métodos tradicionales de arrastre donde la captura es izada a bordo y vaciada en tanques de retención antes de su procesado no son adecuados, ya que el krill contiene enzimas altamente digestivas y básicamente se autodestruye antes de que pueda ser procesado.
Además, las capturas accidentales no deseadas, por ejemplo de peces y de focas, es un problema que plantea al arrastre regular en el Atlántico Sur que puede representar una amenaza para los frágiles ecosistemas marinos del Antártico.

El sistema de Eco-Captura Aker permite que la red de pesca permanezca debajo del agua durante toda la operación. Observadores independientes han verificado que este método de captura innovador ya patentado garantiza que no haya capturas accidentales de otras especies que no sean Euphausia superba.
El equipo permanece bajo el agua mientras una corriente de agua continua fluye a través de la manguera, llevando así el krill vivo y fresco directamente a bordo del buque factoría, lo que permite procesar la materia prima fresca con una calidad excepcional.

La Eco-Captura tiene un impacto medioambiental mínimo. Esta captura innovadora y sostenible de krill permitirá a las generaciones futuras beneficiarse de generosas capturas de krill para su uso en aplicaciones todavía desconocidas de este pequeño crustáceo tan nutritivo.



La biomasa de krill
El krill (Euphausia superba) son pequeños crustáceos que forman un componente vital del ecosistema del Antártico. El esfuerzo de captura actual está por debajo de las 150.000 toneladas por año. Esto representa un mínimo impacto sobre la biomasa total estimada, que es de más de 400 millones de toneladas. Se espera que la pesca de krill aumente, pero los expertos están de acuerdo en que el nivel de capturas es seguro y dentro de los límites precautorios de los cuatro millones de toneladas establecidos por la CCAMLR (Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos). No se han observado efectos negativos de la pesca sobre la biomasa total del krill disponible para ballenas, focas, pájaros y otras especies que se alimentan de krill. Debido a las dificultades operativas, a las condiciones extremas y al coste elevado de la pesca en las aguas del Antártico, sólo se espera un aumento moderado en el futuro esfuerzo de pesca.

CCAMLR Y TAC
La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR) es una organización establecida por una convención internacional y es responsable de la conservación de los recursos de la Antártida.

El propósito de la Convención es el de proteger la vida marina del Océano Austral. La CCAMLR no tan sólo se ocupa de las reglamentaciones de pesca; también se esfuerza por establecer un enfoque holístico en la gestión de los recursos vivos marinos en el Océano Austral. Hay 25 naciones que son miembros de pleno derecho de la CCAMLR, y el proceso para obtener una licencia para la pesca del krill es riguroso y restringido.

Las medidas de conservación adoptadas por la CCAMLR se basan en opiniones científicas y necesitan de su ejecución para ser eficaces.

La CCAMLR ha establecido un nivel máximo que se encuentra actualmente en las 620.000 toneladas métricas. Este nivel se basa en la captura máxima anual histórica en el área 48 (en donde tiene lugar la mayor parte de la captura de krill), y es el límite que determina cuanto krill se puede capturar antes de que se pongan en práctica medidas especiales para la gestión de recursos. La captura total permitida (TAC) se sitúa en los cuatro millones de toneladas métricas, incluyendo la asignación de las cuatro áreas submarinas. Las cuotas se calculan una vez deducida la parte que sirve como alimento para las ballenas, focas y pingüinos.

Nuestros buques llevan a bordo un Observador Científico Internacional que verifica los datos de pesca según lo establecido por la CCAMLR en el Programa de Observación Científica Internacional y el Memorando de Entendimiento firmado entre Noruega y el Reino Unido.

Aker BioMarine ha establecido estándares medioambientales para sus proveedores y socios comerciales.



Link:
www.ccamlr.org
 
Carrito
Tu cesta está actualmente vacía.

Suscríbete al boletín

Zona Usuarios




¿Perdió su contraseña? aquí
¿Olvidó su nombre de usuario? aquí
¿Sin cuenta aún? Regístrate aquí

 

Gastos de envío gratuitos
Gastos de envío y pago

Paypal
 
 
Contactar | Archivo | Distribuidores | Política de privacidad | Condiciones y Términos | Noticias
© 2018 Ako3 | Diseño web: iniziar